miguel

“El vacunatorio en la Facultad no es un impedimento para el retorno de la presencialidad”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

En una nota brindada al medio local «Campana Noticias» el decano de la UTN, Ing. Miguel Sosa, defendió la autonomía universitaria para determinar el retorno absoluto de la presencialidad, luego que el Intendente Abella enviara una nota al Gobernador pidiendo se remuevan las postas de vacunación que funcionan tanto en la Universidad Tecnológica como en la de Luján.

Luego de la nota enviada por el Intendente Sebastián Abella al Gobierno de la Provincia, pidiendo por el cierre de las postas de vacunación que funcionan en las universidades locales, tanto la Tecnológica Nacional como la de Luján, el Decano de la UTN Facultad Regional Delta, el Ing. Miguel Sosa, aclaró la situación y defendió la autonomía de los establecimientos educativos superiores.

“La normativa del gobierno provincial, plasmada en una reunión a fines de agosto con el Gobernador Kicillof y los representantes de las universidades bonaerenses, son todas las necesarias para que las Universidades tomen sus propias decisiones” explicó el Ing. Sosa, quien agregó que tanto “el Gobernador y sus colaboradores han sido siempre muy respetuosos de la autonomía de las universidades, y ese es un valor que nosotros defendemos mucho. Han sido tan respetuosos, que dejan a las autoridades de las distintas universidades las decisiones de como regresar a las instalaciones y como recrear la nueva presencialidad”.

Sosa explicó que permanentemente se evalúan las situaciones tanto de los alumnos como del personal que trabaja en la sede local, ya que desde el mes de Julio la Universidad pasó de la presencialidad asistemática a la sistemática, en áreas como mantenimiento, servicios generales, las autoridades, donde el personal ha incrementado su presencialidad.

“Después se fueron sumando los investigadores, en grupos pequeños… En Agosto comenzó a planificarse y se están realizando prácticas de laboratorio, para el área de grado y algunos cursos de extensión, más algunas mesas de finales en Septiembre. Tenemos un plan para que, a mediados de octubre, todo el personal que no esté asignado al desarrollo de clases, vuelva a sus puestos normales y de modo presencial. Estamos recuperando permanentemente y cada día más presencialidad” agregó.

No obstante, adelantó que desde la casa de estudios se están planeando colaciones de grados (2020 y 2021) para fines de Noviembre o principios de Diciembre. También se planifica incrementar las prácticas de laboratorios, y para el mes de Diciembre, los exámenes finales también serían de modo presencial según lo determine la propia Universidad.

En cuanto a la convivencia entre el plan de vacunación y el rol educativo que cumple la institución, el decano aseguró que “el vacunatorio en la Facultad no es un impedimento para este plan que acabamos de presentar. Tampoco lo sería si se fuera incrementando la presencialidad, porque se están ocupando algunas salas de ingreso y algunas aulas de las más grandes, en donde están los cursos de primer nivel, y no serían las que utilizaríamos porque son cursos muy numerosos e implicarían un hacinamiento que no podemos tener”.

A su vez, aclaró que el retorno a las aulas “depende de cada instalación, no solo del aforo, también del distanciamiento, de la ventilación, y cada Facultad es diferente. El vacunatorio no es una molestia, no lo ha sido y no lo será. Al contrario, es un orgullo que la UTN muy tempranamente ofreciera las nueve facultades regionales bonaerenses, poniendo todos sus recursos materiales y humanos, haciendo que las postas funcionen muy adecuadamente. A medida que el trabajo de estos vacunatorios vaya disminuyendo, podremos ir recuperando algunos espacios planificadamente. En el mes de diciembre evaluaremos la continuidad o no del vacunatorio en esta Facultad”.

Otro de los argumentos fuertes para la continuidad de la virtualidad en los estudios superiores, es la particular situación de muchos alumnos quienes padecerían el cambio de modalidad en medio del último cuatrimestre de cursada. “Los estudiantes deben desplazarse, algunos dependen de alquilar una vivienda cerca de la Facultad y hace un año y medio que no lo hacen, y que ahora en la mitad del cuatrimestre deban modificar su organización, es realmente complicado. También implicaría en casos que algún docente pueda regresar, otros no, y los estudiantes no podrían cumplir con los horarios entre lo presencial y lo virtual. Por eso estamos siendo muy prudentes con este regreso, y consecuentes con el perfecto funcionamiento de nuestras clases virtuales”.

Por último, el Ing. Sosa remarcó que “la normativa provincial está disponible para poder avanzar la Universidad en el sentido que considere necesario. Y lo hace en el marco de su autonomía, una cuestión de gran valor para nosotros. Y en ese contexto, el vacunatorio no es ningún impedimento”.